La energía solar abarata el riego hasta un 70% (energias-renovables.com)

«Riega con el Sol». Así suena la última campaña emprendida por la Fundación Desarrollo Sostenible (FDS). Según esta entidad sin ánimo de lucro, que tiene su sede en la Región de Murcia, si los agricultores emplearan energía solar para regar sus cultivos podrían ahorrar hasta un 70% de lo que pagan ahora a las compañías eléctricas. La Fundación estima, además, que el precio del metro cúbico de agua desalinizada con energía solar vendría a salir a 25,12 céntimos, “frente a los 40 que cuesta utilizando electricidad convencional”.

La energía solar abarata el riego hasta un 70%

La Fundación Desarrollo Sostenible (FDS) ha lanzado su última campaña de impulso al uso de las energías renovables en España. Su nombre es «Riega con el Sol» y su objetivo es facilitar “la integración de la energía solar en la gestión del agua”. Según el presidente de la Fundación, Emilio Ballester, “con esta campaña, la FDS pretende concienciar a la sociedad sobre el alto consumo energético que implica la gestión del agua y sobre los beneficios ambientales, socio-laborales y económicos que supone el uso de las energías renovables y, más concretamente, de la energía solar fotovoltaica en la gestión del agua”.

Estudio técnico gratuito
Pero la campaña no solo pretende sensibilizar genéricamente, sino que va a estudiar cada caso concreto. A saber: según la FDS, “gracias a esta iniciativa, las comunidades de regantes, comunidades de propietarios y plantas dedicadas al tratamiento del agua, entre otros sujetos, podrán beneficiarse de un estudio técnico gratuito que valorará sus necesidades energéticas concretas y la viabilidad para llevar a cabo una instalación fotovoltaica en cada caso específico, incluyendo el ahorro que les aportará este tipo de tecnología en la factura de la luz”.

Caso concreto
En una Comunidad de Regantes que bombea 570.000 metros cúbicos al año a 45 metros de altura, y que consume 140.000 kilovatios hora (kWh), el precio del kilovatio hora pasaría a costarle al regante -explican desde la Fundación- 3,86 céntimos, es decir, muchos menos que los 12,13 céntimos por kWh de media de coste actual. Los regantes usan principalmente las horas de menor tarifa de las compañías eléctricas para poder extraer el agua de los pozos a un mejor precio. Pues bien -apuntan desde la Fundación-, “dependiendo en cada caso de la potencia instalada, el precio de la elevación del agua desde el pozo hasta la explotación se reduciría entre un 50 y un 70%, sin necesidad de que, en la mayoría de los casos, los agricultores tengan que cambiar su bomba para la instalación del sistema solar fotovoltaico”. Además -apunta la FDS-, el uso de la energía del sol les supondrá lógicamente un precio constante sin las habituales subidas a las que se somete a los regantes por parte de las compañías.

El precio de desalar el agua
La Fundación también ha estudiado minuciosamente la desalinización: desalinizar agua en una planta de última generación -explican desde la FDS- supone un gasto energético de tres kilovatios hora por metro cúbico (3 kwh/m3), por lo que, de 40 céntimos que se paga en planta por metro cúbico de agua desalinizada, 21 corresponden a la energía. Pues bien -apuntan-, con la instalación de módulos fotovoltaicos, este coste se abarata entre un 40 y un 60%: “en lugar de pagar a 7 céntimos el kWh de energía consumida, con la energía del sol, el kilovatio hora cuesta sólo 2 céntimos; de este modo, el agua se puede vender en planta a 25 céntimos de euro, o sea, casi un 40% más barato”.

FDS Desalar con sol

Más datos de FDS: llevar el agua desde la desaladora hasta su destino en el campo incrementa de 40 a 60 céntimos los costes; “este aumento se debe a la energía necesaria para su elevación; pues bien, con el uso de la energía del sol, en lugar de sumar 20 céntimos por el transporte, este coste supondría la mitad, por lo que, con el sol, el precio del agua para los regantes es de 33 céntimos el metro cúbico frente a los más de 60 que cuesta en la actualidad”.

Habida cuenta de todo ello, y según los datos recabados por la Fundación Desarrollo Sostenible, la conclusión es que “el abastecimiento energético para desalinizar 25 hectómetros cúbicos mediante energía solar fotovoltaica evita la emisión de 165.250 toneladas métricas de CO2, 308,5 toneladas de SO2 y 233,5 toneladas de NO2; además, la ejecución de esta instalación fotovoltaica generaría 500 puestos de trabajo directos y 20 puestos de trabajo a 25 años en operación y mantenimiento”.

La depuradora de la piscina
La FDS también le ha hecho las cuentas a “una piscina familiar de 40 metros cúbicos de agua”. Esta piscina consume durante un año 800 kilovatios hora a un coste medio de 17 céntimos de euro por cada kilovatio hora. Un sistema autónomo solar fotovoltaico para este sistema de depuración supone una inversión de 1.500 euros, que representa un coste por kilovatio hora de ocho céntimos de euro, lo que supone una disminución del 53,4%.

Una fundación experimentada
La Fundación Desarrollo Sostenible presume de tener ya “una experiencia demostrada en la gestión de proyectos vinculados a la lucha contra el cambio climático”. Entre ellos, la FDS destaca su campaña «La Autosuficiencia Eléctrica es Posible ¡Corta los Cables!», iniciativa que fuera elegida finalista de los Premios Empodera 2015 de la Fundación Cibervoluntarios entre más de 100 proyectos y con la que, con un modelo de intervención similar al de la nueva campaña «Riega con el Sol», la Fundación ha conseguido llegar a más de 300.000 personas en toda España, “logrando formar -informa la FDS- una red con empresas en 26 provincias para instalar el Sistema AOSS, un sistema de autosuficiencia eléctrica permanente y constante, basado en el uso de la energía solar fotovoltaica”. Otra iniciativa made in FDS es «Corta los Cables Poco a Poco», que promueve la transición al uso de energías renovables de personas con limitados recursos económicos (ambas campañas siguen en curso).

En palabras de Domingo Jiménez Beltrán, ex director de la Agencia Europea de Medio Ambiente, presidente de la Fundación Energías Renovables y actualmente patrono de FDS, “«Riega con el Sol» pretende dar respuesta a los desafíos de la gestión del agua en nuestro país, abaratando los procesos y ofreciendo un asesoramiento especializado”. Jiménez Beltrán, que ha sido uno de los principales impulsores de la Fundación Desarrollo Sostenible, recuerda, además, que “hace ya tiempo que alcanzamos la paridad de las energías renovables con la de la red y que ya empezamos a ver cómo la tendencia es a competir con precios más bajos que las compañías eléctricas”. En ese sentido, ya hay expertos, ha dicho, que “auguran que estas compañías pasarán a tener activos tóxicos y podrían llegar a necesitar un rescate”. El cambio climático -concluye Jiménez Beltrán- nos conduce “inexorablemente hacia el sol como principal fuente de energía”. El equipo técnico de la campaña se compromete a dar respuesta a todas las solicitudes de información.

Toda la información, en Riega con el Sol. (Según nos informan desde la FDS, el sitio estará operativo a partir de mañana).

Fuente: http://www.energias-renovables.com/articulo/la-energia-solar-abarata-el-riego-hasta-20150907

Write a Reply or Comment

Your email address will not be published.